febrero 19, 2024

#MundoCovid: Entre pandemia y criptomonedas

Además de colapsar los sistemas de Salud del planeta y provocar cientos de miles de infectados y fallecidos, el coronavirus también ocasionó una crisis económica sin precedentes.

Se prevé que el impacto en la economía global desencadene la mayor recesión desde 1980, principalmente por la caída de los mercados de valores y los máximos históricos de desempleo registrados en muchas de las principales economías del mundo.

En este contexto, se ha reportado el crecimiento de algunas criptomonedas. Incluso el multimillonario Paul Tudor Jones declaró que estaba invirtiendo en Bitcoin para protegerse de una posible inflación que se generaría a partir de las políticas económicas que han emprendido los Bancos Centrales de las distintas naciones, en medio de la pandemia.

Mientras tanto, otros poderosos como Ray Dallio, administrador de fondos de cobertura, no se han pronunciado a favor de las criptomonedas, aunque reconozcan la posibilidad de que explote una inflación de escala global.

La guerra entre quienes defienden las criptomonedas y quienes las rechazan, ha encontrado un nuevo campo de batalla en 2020 con un virus de protagonista.

El Bitcoin y otros cuentos

Para Julián Rendón, periodista colombiano y coordinador de Post 2020, aunque el mundo se está viendo afectado económicamente por el coronavirus, “en todos los frentes están suscitando emprendimientos” que están logrando que el impacto “no sea tan dramático”.

En ese sentido, recuerda que en 2008 ocurrió una recesión mundial y fue precisamente allí cuando nació nació el Bitcoin.

“Eso fue una oportunidad (el nacimiento del Bitcoin) para aquellas personas que confiaron en el mundo de las criptomonedas y que hoy se vieron beneficiados porque el valor creció”, sostiene en entrevista para Hilos de América. Mientras se escriben estas líneas, el Bitcoin tiene un valor superior a los ocho mil dólares.

Rendón considera que la COVID-19 “al contrario de lo que muchos imaginan”, va a beneficiar al mundo de las criptomonedas.

“Cada vez son más las personas que se están beneficiando del mundo de las criptomonedas y más por la volatilidad de las monedas de los diferentes países”, expresa. “Las criptomonedas son más estables y les garantizan mucha más seguridad a las personas que compran y que comercializan productos a través de Internet”.

¿Gobiernos usando criptomonedas?

El 31 de enero de 2018, Paul Krugman publicaba en The New York Times un durísimo artículo en contra del Bitcoin. “¿Acaso será cierto que los bitcoines están formando una burbuja gigante que al final producirá solo dolor? Sí”, escribía el economista estadounidense y profesor universitario.

“No obstante, se trata de una burbuja envuelta en un brillante tecnomisticismo y la protege un capullo de ideología libertaria. Si le quitamos toda esa envoltura, quizá podamos aprender algunas verdades de la época que nos ha tocado vivir”, agregaba.

Y no era para menos: el valor de esta criptomoneda había pasado de 17 mil 252 dólares el 6 de enero de ese año, a unos 6 mil dólares entre el 26 de enero y el 6 de febrero.

“Todo este asunto va a terminar muy mal y mientras más pronto, mejor”, sentenciaba el académico.

Han pasado más de dos años de este artículo y el Bitcoin aún no da señales de que vaya a desaparecer o que la burbuja esté a punto de explotar.

Julián Rendón cree incluso que en algún momento se hará realidad la posibilidad de que los gobiernos aprueben las criptomonedas para sus transacciones comunes, y no tan comunes.

“Cuando eso ocurra, cuando todos los ciudadanos puedan tener acceso a las transacciones y a los movimientos financieros por medio de criptomonedas, ese día vamos a tener unos gobiernos transparentes”, dice Rendón. “Lo veo lejos, pero creo que es muy posible”.

Foto del avatar

Equipo Hilos de América

El Equipo de investigación de Hilos de América está conformado por analistas, abogados, periodistas y políticos basados en América Latina, más una red de colaboradores distribuidos por varios países del mundo.

Ver todas las entradas de Equipo Hilos de América →