junio 25, 2024

China, el eterno sospechoso

El coronavirus nació en China. Y China, en un principio, lo ocultó. Más allá de las teorías de conspiración, hay pruebas visibles de que China es el gran favorecido con este virus que ha provocado miles de muertes y millones de contagiados en todo el mundo. A continuación una breve mirada:

1. Mientras las economías occidentales se derrumban, ahogadas por la parálisis forzada por la pandemia, la economía china presentó un crecimiento del 4,9% en el tercer trimestre, reseña ABC.

2. Con China a la cabeza, 15 países firmaron este domingo 15 de noviembre el denominado “mayor acuerdo comercial del mundo” que busca presuntamente contrarrestar los efectos de la pandemia de la COVID-19, reseña Radio Fe y Alegría.

3. En un artículo de The New York Times, se evidencia cómo China ha fortalecido los lazos con el exterior a través de la denominada “diplomacia de mascarilla”, desplazando a Estados Unidos en el Caribe.

4. En mayo, Erik del Bufalo alertaba en entrevista para Hilos de América que “el coronavirus está encubriendo una guerra comercial; una guerra geopolítica de baja intensidad”, que según él para ese momento no había mostrado todo lo que tenía. Por ello, sostenía que el surgimiento del coronavirus no era el problema; el problema era un “enemigo” que para ese momento permanecía “invisible”.

5. Joaquín Ortega en entrevista para Hilos de América afirmó: “China se benefició de primera mano tanto con la venta del material quirúrgico, como con el tiempo durante el que guardó silencio ex profeso. Con ese tiempo valioso, China tuvo el chance de alinear objetivos y metas industriales antes de darle la noticia a la prensa libre”.

Publicado originalmente en @MonitorPoder:

Foto del avatar

Equipo Hilos de América

El Equipo de investigación de Hilos de América está conformado por analistas, abogados, periodistas y políticos basados en América Latina, más una red de colaboradores distribuidos por varios países del mundo.

Ver todas las entradas de Equipo Hilos de América →

4 comentarios en «China, el eterno sospechoso»

  1. Pingback: Caso Özil -

Los comentarios están cerrados.